bootstrap html templates

Relatos Experiencias

Programa de Movilidad Académica Regional

Programa Marca
Natalia Nicole Romero Oviedo

Ir de intercambio fue una de las mejores decisiones de mi vida. Debo confesar que al principio tuve miedo, pero había algo dentro mío que me impulsaba a seguir, y nunca se hizo más significativa la frase; “el valor no es la ausencia del miedo, sino el conocimiento de que hay algo más importante” y ¡Que importante fue esta etapa en mi vida! Es como salir de la burbuja en la que vivís, comenzás a observar relaciones, una simple conversación entre personas de otro país te llama la atención, como saludan, que les gusta hacer, su calidez. Conocí personas de Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, España, Francia y hasta compatriotas con los que no me había relacionado antes. Vivimos juntos en una residencia universitaria, compartimos las áreas comunes, y tuvimos que potenciar nuestras habilidades de relacionamiento. A veces el idioma era, no un impedimento, sino una forma divertida de comunicarnos.

Además del intercambio académico y cultural, se produce un crecimiento personal increíble, aprendes sobre disciplina, a estar sola, a superarte, porque cada día es un nuevo desafío. En cuanto a la universidad, aprendés a relacionarte con las demás personas, tus compañeros, aprendés otros estilos, otras formas de organización, otros puntos de vista, la historia de la ciudad y el país al que vas, aprendés a ser más tolerante.

Fue una experiencia increíble, sinceramente invito a otros estudiantes a expandir sus horizontes, a crecer personalmente, a conocer por medio de otras personas el mundo. Háganse de valor y descubrirán una parte de ustedes que aún no conocieron.

Natalia Nicole Romero Oviedo - Estudiante de Arquitectura de la Universidad Nacional de Asunción (Paraguay), intercambio en la Universidad Nacional del Nordeste (Argentina) - año 2018.

 

Programa Marca
Programa Marca
Sebastián Platé

Es muy difícil ser breve al describir mi experiencia en el intercambio en Bogotá, Colombia. Siento que es algo totalmente necesario para cualquier persona, no solo conocés nuevas culturas, músicas, paisajes, lenguajes y comidas, sino que aprendés a adaptarte, a abrir la cabeza frente a muchas cosas que uno observa. El crecimiento académico y práctico que adquirí fue mucho mayor al que me esperaba, uno conoce nuevos métodos de estudio, pensamientos, conceptos y lo más importante es la formación práctica que recibí durante mi estancia en la UDCA.

El conocer gente nueva, de diferentes países, costumbres e historias es algo único, regresé verdaderamente feliz, conforme y lleno de vivencias que no hubiese podido tener de otra manera.

Eternamente agradecido a mi universidad por ésta oportunidad!

Sebastián Platé, estudiante de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Litoral (Argentina). Intercambio en la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UDCA (Colombia). Año 2019

 

Programa Marca
Victória Veiga Alves

Mi nombre es Victória, soy veterinaria egresada de la Universidad Federal de Lavras - UFLA en Minas Gerais, Brasil. En el segundo semestre de 2018 tuve la oportunidad de participar del programa MARCA y mi destino fue la Universidad Nacional del Litoral - UNL en Santa Fe, Argentina, con la Facultad de Ciencias Veterinarias ubicada en la ciudad de Esperanza.

El tiempo que tomé clases en la UNL, viví con otros estudiantes de intercambio de diferentes países como Colombia, Uruguay, Paraguay, México, Italia, España y Francia. Además de tener una experiencia académica maravillosa, pude expandir mi conocimiento cultural al convivir con personas de diferentes partes del mundo y conocer más sobre Argentina, un país maravilloso que definitivamente volveré a visitar. No puedo dejar de mencionar las fuertes relaciones de amistad que se han formado, ya que he podido conocer a personas maravillosas que forman parte de mi vida hasta el día de hoy.

Fui muy bien recibida por todos los departamentos de la UNL, la Secretaría de Relaciones Internacionales e Interinstitucionales ha estado siempre disponible para los estudiantes de intercambio y nos ha ayudado en todo lo que necesitábamos. Además, cuentan con un programa de tutorías, donde cada estudiante de intercambio es recibido por dos tutores (estudiantes de la UNL) quienes nos ayudan en todo lo que necesitamos, desde viajes al supermercado hasta asuntos académicos, mis tutoras fueron Lucía y Agustina y su ayuda fue indispensable durante mi estancia allí. Además de participar en las clases de asignaturas que había elegido previamente, también fui muy bien recibida en el grupo de estudio porcino, donde participé en reuniones semanales con charlas sobre producción porcina y también sobre actividades prácticas en la finca universitaria.

Pude participar también en varias actividades culturales promovidas por la UNL, como fiestas de bienvenida, ferias de comida típica de diferentes países, visitas a atractivos turísticos de Santa Fe y viajes. A través de la UNL pude conocer lugares como las Ruinas de San Ignacio y las Cataratas del Iguazú, fue una experiencia cultural muy rica y que siempre estará en mi memoria.

Estoy muy agradecida de haber tenido la oportunidad de vivir esta experiencia única, conocer gente de diferentes culturas y costumbres, enriquecer mi carrera profesional con los conocimientos obtenidos en clase y haber hecho amigos tan especiales!

Victória Veiga Alves - Estudiante de Veterinaria egresada de la Universidad Federal de Lavras - UFLA Minas Gerais, Brasil - Intercambio en la Universidad Nacional del Litoral (Argentina) - 2018

 

Programa Marca
Martín Castro

En el segundo semestre de 2018 metía mi bicicleta y un par de bolsos en la bodega de un ómnibus de dos pisos para pasar seis meses en Brasil. Sin saber con que me iba a encontrar había solo una cosa de la que estaba seguro, comenzaba una experiencia para toda la vida. Unos tantos años después confirmo que no me equivocaba.

Siendo estudiante de arquitectura y viniendo de Montevideo disfruté mucho la posibilidad que la movilidad te propone, poder recorrer calles sabiendo que nunca estuviste allí, descubrir lugares nuevos como en un eterno estado de viaje. Tomar distancia de las cosas sirve para entender mucho de uno mismo y del lugar del que viene.

La experiencia es muchísimo más que las materias y la universidad a la que vas. En mi caso fue la oportunidad única de empaparse en una cultura desde dentro. Durante el intercambio viví en dos ciudades distintas, viajé, aprendí un idioma que al llegar apenas hablaba, conocí un sinfín de gente, trabajé en un estudio e hice amistades entrañables.

Martín Castro, estudiante de Arquitectura de la Universidad de la República (Uruguay)- Intercambio en la Universidad do Vale do Rio dos Sinos (Brasil)- Año 2018

 

Programa Marca
Gabriela Osowski

En el segundo semestre del 2016, participé del programa de intercambio de estudiantes entre los países del MERCOSUR, – MARCA – y tuve cómo destino la ciudad de Sucre, ubicada en el altiplano boliviano, donde fue recibida en la Universidad Mayor Real y Pontificia San Francisco Xavier de Chuquisaca.  El tiempo que estuve en Sucre, viví en la Residencia Universitaria con todos los estudiantes que estaban de intercambio en la universidad, lo que desde el inicio fue increíble, pues además de la oportunidad de conocer y vivir con personas de diferentes países (Argentina, México, Francia y Alemania) pudimos compartir todo lo que nos pasaba y ayudarnos en los momentos difíciles. 

Desde mi llegada fue muy bien recibida por la licenciada Ana Komarec – de la oficina de relaciones internacionales – y por el coordinador de Arquitectura, Atilio Taboada, que siempre estaban a disposición, ayudándome con lo que necesitaba.  La experiencia en la universidad fue sin dudas muy importante para mi formación académica,y tuve la oportunidad de aprender mucho, principalmente sobre el patrimonio histórico, ya que mi ciudad tenía un centro muy bien preservado con edificaciones del tiempo de la colonización. Incluso, por intermedio de la facultad, trabajé en la Escuela Taller de Sucre – una de las únicas de América del Sur – donde a través del proyecto de restauración del museo eclesiástico de la Catedral Metropolitana de Sucre, mis compañeros de intercambio y yo hemos podido conocer más de la historia de Bolivia y de la colonización en América Latina. Más que la experiencia en la facultad, puedo afirmar que lo que más me ha sensibilizado fue el contacto con una nueva cultura, muy distinta de la mía, muy única. Bolivia me sorprendió en todas la formas posibles de una manera positiva. Cada día era un nuevo descubrimiento y yo me quedaba más enamorada del país: su comida, su cultura, su música, su gente, su religión, sus costumbres, su comida y la belleza que había en todos los rincones. Siempre me sentí bienvenida y después de poco tiempo Sucre pasó a ser mi casa. 

Sumado a todo esto, los viajes que realicé durante mi tiempo de intercambio también fueron muy importantes para mí. Entre los lugares que conocí están La Paz, Copacabana, Isla del Sol (mi lugar favorito), Santa Cruz de la Sierra, Potosí, Uyuni y su Salar... La oportunidad de conocer otras ciudades de Bolivia fue el complemento perfecto, y me dejó más en contacto con la hermosa cultura de ese país. He conocido lindos lugares, que reciben personas de todo el mundo a todo el tiempo, por eso acabé conociendo gente de muchos países por mi camino.  Sucre, Bolivia y todos los amigos que hice tienen mi eterna gratitud y amor por haber hecho parte de la aventura más bella de mi vida, que valió cada minuto y que voy a llevar para siempre conmigo. 

Gabriela Osowski, estudiante de Arquitectura de la Pontificia Universidade Católica do Paraná (Brasil)- Intercambio en la Universidad Mayor Real y Pontificia San Francisco Xavier de Chuquisaca (Bolivia)- Año 2016
Agustín Giuliano

Como lo sentencia su nombre, el intercambio deja una "marca" imborrable. Una marca que va a estar siempre, tanto en la vida personal como en el desempeño profesional. Hoy, con más conocimientos, más cultura y fuertes vínculos creados, agradezco a las dos universidades por tamaña posibilidad.

Haberme ido fue animarme a lo desconocido, a vencer miedos, hacerme amigo de la distancia, amoldarme a los cambios, entender más y mejor ciertos campos de estudio de mi carrera. No tengo dudas de que estas experiencias unen a Latinoamérica y dejan atrás los nunca acertados prejuicios. Espero que estos relatos cautiven a muchos más pares para que nunca termine ese ida y vuelta de intercambistas que tanto enriquece y enseña. Que todos se animen, va a ser una de sus mejores decisiones.

Agustín Giuliano, estudiante de Veterinaria de la Universidad Nacional de Rosario (Argentina)- Intercambio en la Universidad de Concepción (Chile)- Año 2016

Programa Marca
Sergio Exequiel Cadiñanos

Me llamo Sergio Exequiel Cadiñanos y soy estudiante de la carrera de Ingeniería Agronómica (FAZ-UNT). Tuve la enorme satisfacción de poder representar esta institución en la Universidad Federal de Uberlandia (UFU). Ubicada en el estado de Mina Gerais – Brasil. Uberlandia es una ciudad muy linda, bien organizada y en activo crecimiento socioeconómico y cultural. Ciudad que reúne a estudiantes de varios lugares y que le dan una dinámica diferente al lugar.

Fui muy bien recibido no solo por la Institución de destino y Dirección de Relaciones Internacionales e Interinstitucionales, sino también por intecambistas que vinieron a Tucumán años anteriores y los que participaron del Programa Directa e indirectamente, formando y demostrando valores de solidaridad, compromiso, ética entre diferentes culturas. Creando lazos entre instituciones y sumando al conocimiento tecnico-cientifico. Fue realmente muy gratificante y una experiencia que todo estudiante debería vivenciar. El crecimiento académico y personal es muy grande. Finalmente, agradezco al Programa MARCA y a la Universidad Nacional de Tucumán por la posibilidad que ofrecen a los jóvenes latinoamericanos para continuar su formación, al poner a su disposición conocimientos que les permitan pensar y formar un ambiente más enriquecedor.

Sergio Exequiel Cadiñanos, estudiante de Agronomía de la Universidad Nacional de Tucumán (Argentina)- Intercambio en la Universidad Federal de Uberlandia (Brasil)- Año 2016

Fernando Christian de Souza Rodrigues

Mi nombre es Fernando Christian de Souza Rodrigues yo soy brasileño y estuve en Argentina en la ciudad de Bahía Blanca - BA por un periodo de 5 meses, Agosto hasta Diciembre de 2016. Me gustó mucho la experiencia que tuve en la Universidad Nacional del Sur (UNS), soy estudiante de Agronomía y pude conocer muchas cosas diferentes a la agricultura y ganadería brasileña. He hecho un montón de amigos, también realicé muchos viajes, tuve la oportunidad de conocer las ciudades de Coronel Dorrego, Rio Colorado, Rio Negro, ChoeleChoel, Luis Beltrán, Bariloche, Buenos Aires, San Martin de los Andes.

El intercambio es una herramienta fundamental para los estudiantes a desarrollar independencia, solucionar problemas, construir resiliencia y capacidad de desarrollar su mente aprendiendo sobre las diferentes culturas de los diferentes pueblos. Otra cosa que pude hacer en el intercambio fue conocer la nieve por primera vez, también jugué mucho fútbol 5 en las canchas de Bahía con los hermanos. El intercambio MARCA me ha ayudado a evolucionar tanto como estudiante como un ser humano mejor. Por eso quiero dejar mi agradecimiento a todas las personas encargadas de los extranjeros que nos recibieron muy bien y también quiero recomendar a todos los estudiantes que hagan un intercambio, esto contribuirá mucho en tu vida personal y profesional.

Fernando Christian de Souza Rodrigues, estudiante de Agronomía de laUniversidade Federal da Grande Dourados(Brasil)- Intercambio enlaUniversidad Nacional delSur (Argentina)- Año2016

Programa Marca
Agostina Maschio

Lo más lindo que me dio este intercambio fue esa familia hermosa, si una familia éramos. Cada uno tenía sus costumbres, su cultura, su idioma y su forma de ser, con sus cosas buenas y sus cosas malas y de cada uno me llevo un lindo recuerdo para siempre. Levantarse en una casa con 11 personas viviendo ahí no era fácil, pero era hermoso. Compartir unos buenos mates, música variada y un sinfín de debates de cualquier tema era lo que hacía de la convivencia algo tan lindo y entrañable.

La vida siempre te sorprende y a mí me sorprendió con este reencuentro que jamás me hubiese imaginado. Nati vino de intercambio a Mar del Plata en 2014 y además de compartir un proyecto de diseño nos hicimos amigas, lamentablemente su beca terminó en diciembre y se volvió. Cuando me inscribí en el programa no me acordaba donde vivía ella, como todavía manteníamos el contacto le escribí para contarle que había sido seleccionada para estudiar en Brasil y que iba a viajar a visitarla cuando estuviese allá. No podía creer que fuese a ir a la misma Universidad que ella! Su familia fue un apoyo incondicional en mi estadía y mostrándose agradecidos por lo que mi familia y yo habíamos hecho por ella en Mar del Plata.

La experiencia que me brindó la universidad fue muy buena, tanto en lo académico como en lo social. Como experiencia en las clases, pude ver otras maneras de estudiar que me hicieron valorar aún más la enseñanza que tenemos en la Universidad Nacional, que sobrepasa en varios sentidos a otras universidades. Por otro lado, tuve por primera vez la grata experiencia de la práctica constructiva que nunca había podido tener en la FAUD y que considero de gran importancia.

Los viajes saca lo mejor de nosotros, y personalmente aprendí la importancia que tiene disfrutar de los pequeños grandes momentos. Ahora puedo valorar muchísimo más un atardecer, unos mates o un abrazo que en la cotidianidad muchas veces pasaba por alto porque tenía cosas "más importantes que hacer". Lo que nos hace ser quien somos son los momentos vividos.

Agostina Maschio, estudiante de Arquitectura de la Universidad Nacional de Mar del Plata (Argentina)- Intercambio en la Universidad do Vale do Rio Sinos (Brasil)- Año 2016

Sistema Integrado de Movilidad - Comisión de Área de Educación Superior (CAES)